jueves, 14 de diciembre de 2017

EUPHORBIA GLOBOSA


Nombre botánico: Euphorbia globosa

Otros nombres: Dactylanthes globosa - Medusea globosa

Nombre común: Euforbia globosa

Familia: Euphorbiaeae

Origen: Sudáfrica

Cualidad: Excelente para pequeños jardines de bajo mantenimiento.

Condición: Perenne

Descripción: Se trata de una suculenta enana muy ramificada y postrante, carente de espinas con forma globular cuya superficie está cubierta de una especie de pequeños caparazones. El cuerpo globoso con el tiempo tiende a alargarse formando una especie de brazos. la superficie es de color verde intenso cuando es joven pero se torna de color gris plateado cuando envejece.

Acomodar: En suelo si se dispone de espacio o bien en contenedores anchos pero de poca profundidad.

Periodo de floración: Primavera

Flor: Grande, en forma de estrella y de color amarillo verdoso, surgen solitarias en el extremo de largos y delgados tallos.

Situación: Admite desde sombra muy luminosa a situaciones de pleno sol que soporta muy bien incluso en verano.

Singularidad: Tiene un crecimiento realmente lento, cada segmento puede tardar más de un año en lograr unos cuantos milímetros más de volumen.

Riego: En verano hay que regarla de modo regular dejando que el sustrato se humedezca bien y esperar que se seque antes de regar de nuevo. En invierno casi no necesita de riegos, en todo caso muy esporádicos.

Cuidados especiales: Prefiere que los contenedores sean poco profundos ya que el conglomerado de raíces no es excesivamente grande.

Abono: Unas cuantas gotas cada tres semanas en el periodo activo, durante el invierno la planta entre en reposo y no requiere nada de alimentación.

Apunte: En la cima de cada elemento globoso es donde aparecen los nuevos brotes, por lo general entre 1 y 3 piezas.

Curiosidades: Las diminutas hojas que llegan a salpicar los tallos permanecen muy poco tiempo en la planta.

Reproducción: A partir de semillas o bien por corte de segmentos de la mata, el mejor momento para realizar la propagación es en pirmavera.

Vía: http://plantayflor.blogspot.com.es/
Autor: Carmen Pereira

lunes, 11 de diciembre de 2017

TULIPANES, COLOR Y ALEGRÍA PARA EL JARDÍN


Aunque mucha gente no lo sepa, los tulipanes no son flores sino plantas y no son de Holanda sino que sus origenes nos llevana hasta Turquía. Los tulipanes palntas bulbosas que suelen florecer durante la primavera y que proporcionan a cualquier jardín toda una amalgama de colores increíbles que dan mucha vida allá donde se encuentren.

Su flor es muy bonita y existen infinidad de colores, por eso es una de las plantas más utilizadas a la hora de ornamentar un jardín e incluso pueden plantarse en interior o hacer preciosos  cromáticos ramos para regalar, sobre todo si se plantan las variedades que tienen flores bicolor, toda una preciosidad.

Esta planta puede llegar a alcanzar los 60 centímetros de alto, cuenta con hojas lanceoladas de color verde grisáceo y al contrario de lo que se podría pensar en un principio, son plantas bastante resistentes y suelen tener un mejor desarrollo en suleos que cuenten con un buen drenaje, por tanto es necesario evitar plantarlos en zonas donde se puedan encharcar fácilmente, por lo demás, si nunca habéis tenido tulipanes, descubriréis que son plantas muy agradecidas a la par que bonitas.

Vía: http://www.plantasyjardines.es/
Autor: Sankara

jueves, 7 de diciembre de 2017

LUNARIA ANNUA


Nombre común: Monedas - Planta moneda - Planta de la plata

Es una fantástica planta para tener en cuenta a la hora de cubrir una zona del jardín con otras plantas resistentes, o bien para contribuir en la formación de jardines informales.

A esta herbácea de crecimiento dinámico se la trata como planta anual, aunque su condición es perenne. Su origen se encuentra distribuida en diversas regiones del sur de Europa.

Pertenece a la familia de las Brassicaceae, y se la admira tanto por su floración como por sus vistosas vainas.

Produce un vivaracho toque de color gracias a las flores que abarrotan los erguidos tallos que alcanzan poco más de un metro de altura.

La resistencia de esta planta se puede constatar conociendo los lugares en los que por lo general se desarrolla en su ambiente habitual, constituidos por lugares baldíos o desatendidos.

Pero casi siempre en emplazamientos qu gozan de cierta humedad en las cercanías.

Medra en situaciones de pleno sol o de media sombra. Las matas están compuestas por un tallo central del que surgen otros más delgados portando la floración y escaso follaje.

Las hojas irregularmente dentadas se distribuyen por los tallos pilosos de forma muy fluida, casi toda la masa del follaje se encuentra en la parte baja de la mata.

Su desarrollo en una maceta puede resultar complicado si no se le ofrece un contenedor lo suficientemente grande, donde sus raíces puedan profundizar con libertad y se desarrollen correctamente.

La floración se origina en primaera. Produce numerosos racimos de flores compuestas de cuatro pétalos de un radiente color púrpura, pero hay otra forma de flores en color blanco.

Sin acabar aún su floración van apareciendo las redondeadas vainas, aunque pasan algo desapercibidas mientras mantienen el color verde inicial que se confunde con el follaje.

Sus peculiares frutos una vez secos adquieren una apariencia muy atractiva, esto les concede una condición verdaderamente decorativa, por lo que los tallos atestados de vainas desecadas se emplean para formar ramos decorativos.


Las vainas son plantas, con la superficie apergaminada y traslúcida que deja ver las escuetas y pequeñas semillas en su interior.

Su apariencia plana, redonde y plateada se compara con monedas, por eso se acostubra a llamar así a esta planta.

Permenecen en la planta durante el invierno y es tan considerable el número de vainas portadoras de semillas que las matas se auto propagan.

En ocasiones esto puede ocasionar algún contratiempo al desbordarse su evolución de los límites establecidos para albergarla.

Los tallos portadores de vainas se pueden cortar en septiembre u octubre para formar manojos con ellos, colocándolos después boca abajo en un lugar seco.

Los riegos deben ser moderados, permitiendo que el sustrato no llegue a secarse del todo. En cuanto al abonado es preferible hacerlo al inicio de la temporada.

Las semillas se pueden plantar en primavera al aire libre sin apenas cubrirlas, el suelo hay que mantenerlo húmedo hasta que se produzca la germinación.

Vía: http://plantayflor.blogspot.com.es/
Autor: Carmen Pereira

lunes, 4 de diciembre de 2017

ROSA CENTIFOLIA


La rosa centifolia es la flor de un arbusto de la familia de las Rosaceae, conocida comúnmente como rosal romano o rosal de la Provenza.

De la clasificación que se hace de las rosas entre Silvestres, Antiguas y Modernas, la rosa centifolia pertenece a la categoría de Rosas Antiguas, es decir, un tipo de arbustos procedentes de Europa y el Mediterráneo cuyo origen es anterior al siglo XIX.

En la actualidad, la gran mayoría de las rosas que conocemos son procedentes de Rosales Modernos, por lo que la Centifolia no es una de las especies más comunes.

Se trata de un híbrido de origen holandés, logrado en el siglo XVII a partir de cuatro variedades diferentes, del que llegaron a conseguir más de 200 especies.

La planta es un arbusto que no suele superar el metro y medio de altura, de hojas caducas de color verde intenso y flores redondeadas, con una copa globular de cien pétalos finos.

La floración se produce en verano, con conjuntos de varias flores agrupadas. El color de las flores se centra generalmente en la gama de rosas, pudiendo encontrarse algunas especies de tonalidades casi blancas y otras de púrpura intenso.

Es muy habitual en el Sur de Francia, y por lo general, suelen cultivarse en viveros.

Una de sus características primordiales es la de ser una flor especialmente aromática. Sin duda, es una de las especies más fragantes que existen, por lo que su aceite esencial es muy apreciado en el campo de la aromaterapia.

Desde la antigüedad, aparte de su uso ornamental, ha sido empleada para la elaboración de perfumes y productos cosméticos, como el agua de rosas, tónicos aromáticos, incluso condimentos para dulces y postres.

También se le reconocen propiedades terapéuticas y medicinales.

Vía: http://www.plantasyjardines.es
Autor: Flordeguisante

jueves, 30 de noviembre de 2017

EUCHARIS AMAZONICA


Nombre común: Lirio del amazonas - Azucena del Amazonas - Eucharis

Se trata de una planta bulbosa de tamaño grande Es originaria del Centro y Sur de América y es bien conocida por su vistosa floración.

Su hábitat natural son las selvas donde las precipitaciones son abundantes y habituales, por lo que demanda entornos con altos niveles de humedad.

El género está incluido en la familia de las Amaryllidaceae y cuenta con menos de una veintena de especies.

Resulta perfecta para emplazar en una situación de interior, sólo es necesario que cuente con una buena fuente de luz, sin sol directo y un ambiente bastante húmedo.

La falta de humedad ambiental que se da en interior, se puede paliar incrementándolo mediante un humidificador eléctrico.

Una bandeja con agua y guijarros cerca de la planta puede sevir también. Agradece rociados de agua sobre el follaje, mejor libre de cal y a temperatura ambiente.

Evoluciona de manera inmejorable en una terraza de orientanción sombreada en verano y cálida en invierno. Si la temperatura invernal es demasiado fría es preferible pasar la planta al interior hasta la llegada de la primavera.

Las hojas están sujetas por largos peciolos que nacen desde la base y se arquean ligeramente, son grandes, de superficie suave, lustrosas y color verde oscuro.

Las inflorescencias se rematan al final de un largo tallo erguido de unos 70 - 80 cm. de longitud. Las flores tienen un enorme parecido a los narcisos, sóo que más grandes que éstos.

Cada tallo floral soporta entre tres y una decena de flores de gran tamaño, compuestas por seis pétalos abiertos, una corona central culminada alrededor por seis filamentos cortos y el interior de color verde amarillento

Las flores son de color blanco puro y poseen un ligero perfume alimonado. Por lo general florece a finales de la primavera, pero puede hacerlo en otros periodos.


Resulta adecuado colocar una caña larga a modo de soporte para los tallos florales, ya que tienden a tumbarse debido al peso floral.

Durante los periodos de calor es importante regar el sustrato regularmente, de manera que permanezca siempre con una humedad alta, sin encharcamientos.

En primavera, antes de que aparezcan los primeros brotes, es bueno sustituir parte del sustrato por uno nuevo rico en nutrientes.

Cuando el follaje sea bien evidente se puede añadir un fertilizante de liberación lenta.

Los bulbos se pueden dividir para hacerse con nuevas plantas, pero son algo delicados por lo que la operación ha de hacerse con cautela, si se les molesta puede que no se recuperen y se nieguen a florecer.

La división hay que realizarla en primavera, cuando la climatología sea estable y no hay riesgo de que ocurra alguna helada imprevista.

 Debido a que los bulbos son bastante delicados, es preferible dejarlos en el mismo contenedor una vez haya acabado su periodo activo.

Vía: http://plantayflor.blogspot.com.es/
Autor: Carmen Pereira

lunes, 27 de noviembre de 2017

ISOTOMA, UNA PEQUEÑA GRAN PLANTA


Si os gusta tener una terraza muy poblada de flores de colores, os vamos a presentar una planta que cuenta con unas preciosas flores, la Isotoma. Se encuentra dentro de la familia de las Libeliaceae y procede directamente de algunas de las regiones más cálidas de Australia.

Es una planta herbácea perenne con fuertes tallos y bastante frondosa; es pequeña y puede llegar hasta unos 35 cm. de alto, lo que será ideal para terrazas sin demasiado espacio o incluso interiores, pero eso sí, debe darle la luz del sol, algo que agradecerá la planta.

Suele usarse para formar bordes, dar más vida y color a algunos parterres o terrazas y también sirve para acotar límites en jardines. Si se planta en macetas veréis qué pronto da vida al lugar donde se encuentre, aunque tiene un pequeño problema dado que al no ser un cultivo demasiado extendido, no suele encontrarse con mucha facilidad.

Cuando florezca nos regalará con bonitas y solitarias flores en forma de estrella, de cinco lóbulos que suelen variar entre el rosa pálido, blanco o el azul púrpura, todas ellas verdaderamente delicadas y que ofrecen un suave aroma que desprenden principalmente al atardecer.

Vía: http://www.plantasyjardines.es/
Autor: Sankara

jueves, 23 de noviembre de 2017

CERCIS SILIQUASTRUM


Nombre común: Árbol del amor - Árbol de Judas - Algarrobo - Ciclamor

Sinonimia:  Siliquastrum orbicularis

Estamos ante un árbol con un follaje de naturaleza caduca, originario del sur de Europa y parte de Asia.

Pertenece a la familia de las Fabaceae, también llamada Leguminosae.

Aunque logra un tamaño considerable cuando se cultiva en suelo, puede permanecer en un gran macetón durante mucho tiempo delicada como planta ornamental.

Este permite poder disfrutar del árbol del amor en jardines de dimensiones reducidas o en otros espacios limitados como una terraza o patio.

Los arbolillos medio formados muestran una formidable vistosidad cuando se encuentran en plena floración.

Pese a que sus flores son pequeñas, las produce en tal cantidad, que exhibe un impactante toque radiante de color rosado.

Tiene un crecimiento pausado. Forma un tronco delgado y grisáceo que a medida que el árbol envejece se hace más rugoso y oscuro.

Las hojas aparecen de forma alterna, son simples, grandes, con forma redonda y algo acorazonadas, de superficie ligera, nerviación palmeada y de color verde intenso en le haz y ligeramente más claro en el envés.

Al inciarse la primavera van apareciendo lso primeros brotes florales, éstos aparecen antes que el follaje y es lo que engalana al árbol de una vistosa coloración rosa.

Las flores se agrupan en pequeños racimos formados por una media docena de elementos. La floración además de originarse en la forma típica apareciendo en las ramas, lo puede hacer también a lo largo del tronco.

Hay que localizar una situación bien soleada para su ubicación, aunque los ejemplares jóvenes toleran cierta sombra.

En cuanto al riego conviene que sea comedido y no permitir que el suelo se sature.


Es resistente a los peridos de sequía. No requiere de un abonado metódico, es suficiente con hacerlo al inicio de la temporada con un fertilizante equilibrado.

Al finalizar el invierno se puede hacer una limpieza sobre los tallos deteriorados. Si ha crecido más de lo que se desea o de forma disforme se podará tanto como requiera el aspecto o forma que se pretenda.

Los frutos son unas vainas colgantes de color verde brillante que conforme maduran se van tornando rojizas. Son numerosas y pueden permanecer en la mata hasta la floración siguiente.

Las vainas se van secando y se abren una vez llegan a su madurez para dejar libres a las pequeñas semillas que portan.

Resiste el frío moderado, pero no así las heladas o el frío intenso durante un periodo prolongado.

Las plantas jóvenes admiten bien la división, esta es la mejor forma de hacerse con nuevas plantas.

Para realizar la multiplicación mediante semillas hay que someterlas a un tratamiento previo con agua caliente. El proceso puede resultar algo lento.

Vía: http://plantayflor.blogspot.com.es/
Autor: Carmen Pereira

lunes, 20 de noviembre de 2017

ADELFA, PELIGRO EN EL JARDÍN


A muchas personas les ocurre que cuando quieren decorar un jardín eligen diferentes variedades, dependiendo de la flor que den y del color que tenga. Nadie dice que es malo, lo malo llega cuando por error un animal, niño o incluso una persona come algún pétalo o cualquier otra parte.

La adelfa, también conocida como trinitaria o laurel en flor, es una especie perenne que cuenta con una floración bastante frecuente, lo que hace que ésta sea una de las flores que podemos utilizar a la hora de decorar un jardín. Sus flores emanan un delicado aroma a vainilla que las hace únicas, pero tras su belleza y su olor se esconde un gran peligro.

Tanto los tallos como las hojas, flores e incluso las semillas son muy tóxicas. Cuentan con glucósidos cianogénicos, muy parecidos a los que tiene la hortensia aunque en este caso la adelfa cuenta con otro glucósico cardiogénico como es la oleandrina, capaz de provocar taquicardias, arritmias, paros cardiacos e incluso la muerte.

Una intoxicación con esta planta se presenta después de la ingesta y presenta síntomas como fuertes dolores abdominales, diarrrea sanguinolenta, arcadas, fuertes vómitos, ataxia motriz y disnea entre otros. Por tanto, antes de plantar algo en el jardín o en unas macetas, hay que informarse siempre de la clase de planta que es, porque puede ser tan peligrosa o más que la adelfa.

Vía: http://www.plantasyjardines.es/
Autor: Sankara

jueves, 16 de noviembre de 2017

RHIPSALIS PILOCARPA


Nombre botánico: Rhipsalis pilocarpa

Otros nombres: Erythrorhipsalis pilocarpa

Nombre común: Ripsalis peluda

Género: Acoge a una serie de especies de plantas epífitas, la mayoría carecen de espinas.

Familia: Cactaceae

Origen: Es endémica de una amplia zona de Brasil.

Cualidad: La mejor manera de lucir decorativamente esta planta es colocarla en una cesta colgante.

Condición: Perenne

Descripción: Este epífita constituye una densa mata muy ramificada, compuesta de delgados tallos cilíndricos y colgantes, cuya superficie está cubierta de finos pelillos cortos qu surgen de las areolas. Los tallos tienen una coloración verde pálida y en ocasiones teñidos de una tonalidad púrpura, más intensa si se ubica a pleno sol. La planta carece de hojas y púas.

Periodo de floración: Hacia finales del invierno.

Flor: Las flores aparecen en las puntas de los tallos, están formadas por pétalos de color blanco cremoso con vistos rosáceos y en el núcleo un conjunto de largos y numerosos filamentos. La floración aporta una cierta fragancia.

Situación: Agradece ubicaciones de semi-sombra, o sol total si se evitan las horas más calurosas.

Singularidad: Cada flor es por sí sola poco llamativa, pero la planta florece en tal medida que ofrece una hermosa exhibición cuando se encuentra colmada de flores.

Riego: Durante los ciclos de calor los riegos deben humedecer en profundidad el sustrato y no regar de nuevo hasta que sea evidente su necesidad; en invierno establecer un procedimiento más escaso.


Cuidados especiales: Es importante respetar su periodo de descanso para que se produzca la floración. Durante el verano necesita riegos más copiosos que la mayoría de suculentas.

Abonado: Desde el comienzo de la primavera hasta finalizar el verano necesitará un poco de abono cada veinte días.

Frutos: Los frutos son esféricos de color rojo brillante.

Apunte: Aunque tolera bien el aire seco de interior, es mejor humedecer con cierta regularidad el entorno de la planta ya que prefiere los ambientes ligeramente húmedos.

Curiosidades: Este género comprende un buen número de especies de infinita semejanza, a menudo difíciles de distinguir unas plantas de otras.

Reproducción: Para su propagación se utiliza esquejes de tallo durante la primavera o verano.

Vía: http://plantayflor.blogspot.com.es/
Autor: Carmen Pereira

lunes, 13 de noviembre de 2017

CUIDADOS PARA LAS PLANTAS EN LA TERRAZA


No todo el mundo tiene la oportunidad de contar con un jardín o un gran patio en su casa, pero es más común contar con una terraza, por lo que hay que tener en cuenta varias características para mantener nuestras plantas y flores en la terraza en el mejor estado posible en caso de que elijamos una terraza para tenerlas.

La terraza estará expuesta a diferentes inclemencias climáticas como el viento, por tanto hya que evitar tener plantas o flores a las que les afecte negativamente el viento o protegerlas bien. Lo mismo ocurre con el calor, pero esto sucede prácticamente con todas, es muy recomendable pulverizarlas con agua por la mañana a primera hora o al atardecer, sin mojar las flores.

En cuanto al riego, no podéis olvidar de que una maceta pequeña se seca mucho más rápido que una grande. Hay que asegurase de saber el estado del sustrato metiendo los dedos y si procede, realizar el regalo. No nos podemos olvidar del abono, echando un poco de abono líquido cada 15 días en crecimiento siguiendo las instrucciones del fabricante.

El cambio de maceta tiene una gran importancia y se debe hacer cada año o cada dos; esto origina una crecimiento más frondoso de la planta. A la hora de podar es muy importante hacerlo cuando pasen las floraciones y tras un trasplante de maceta se deben recortar las puntas de los tallos que hayan florecido.

Vía: http://www.plantasyjardines.es/
Autor: Sankara

jueves, 9 de noviembre de 2017

BEGONIA X TUBERHYBRIDA


Nombre común: Begonias tuberosas

Las Begonias tuberosas forman un amplio grupo de híbridos producidos por cruzamientos entre diferentes especies.

Se suelen considerar adecuadas para patios, terrazas o balcones abiertos, aunque a estos ejemplares no les conviene el tiempo caluroso y muy seco.

Se trata de plantas de naturaleza perenne. Poseen una belleza insuperable y una producción floral sorprendente.

Lo ideal para estas plantas es posicionarlas en una situación fresca, ventilada y bien iluminada, donde se les pueda proporcionar alguna protección de la luz solar directa y una atmósfera húmeda.

Dado que a este grupo pertenecen tantísimos híbridos diferentes, el follaje suele ser la única característica que demuestra que son del mismo género.

En la actualidad es imposible determinar en su mayoría a las especies de Begonias a las que pertenecen. Entre toda esta diversiad de plantas se pueden encontrar elementos con una naturaleza erguida o colgante.

Los tallos son carnosos y suculentos, mientras que las hojas pueden ser estrechas o anchas, casi siempre son oblicuas, acabadas en punta y, en general cubiertas con mayor o menor cantidad de pelillos.

En el caso de las Begonias colgantes conforman una composición de gran atractivo visual cuando las flores reunidas caen en cascada.

Los ejemplares de conducta erguida se prestan bien para crear formados decorativos con plantas de hoja.

Las flores son sencillas, dobles o múltiples, y de tamaños en una dilatada gama de colores, exceptuando el color azul.

Es mejor regarlas desde la base de la maceta, de esta forma no existe peligro de que se pudra el cuello de tallo o tallos.

Les gusta gozar de un sustrato moderadamente húmedo en todo momento. No mojar las hojas ni las flores, en este apartado son plantas muy sensibles.

Durante la floración no conviene cambiar la posición de la planta, las begonias detestan que las muevan y reaccionan perdiendo las flores.


En general todas necesitan de un periodo de reposo durante el invierno, estación en la que debe mantenerse el tubérculo completamente seco en la maceta y protegido del frío hasta que vuelva a desarrollarse la planta.

En otoño estas plantas cesan su actividad y comienzan a marchitarse, en ese momento hay que empezar a regar menos a menudo y finalmente dejar de hacerlo por completo, permitiendo reposar el tubérculo.

La evolución en interior dependerá de las condiciones del entorno: mucha luz, humedad y calor moderado; si no se dan estos requisitos sólo sobreviviran unas cuantas semanas.

Los tubérculos se plantan en primavera, medio enterrados en turba humedecida, dejando al descubierto el lado del que surgirán los brotes, el sistema radical se formará en la parte inferior.

Cuando estén bien arraigados y aparezcan los vástagos se plantan individualmente en un tiesto con una mezcla a partes iguales de turba y mantillo, con una porción de arena gruesa que haga la combinación muy porosa.

Aunque se puede propagar utilizando semillas es una labor realmente compleja que rara vez se alcanzan resultados positivos.

Vía: http://plantayflor.blogspot.com.es/
Autor: Carmen Pereira

lunes, 6 de noviembre de 2017

POR QUÉ LIMPIAR LAS HOJAS DE LAS PLANTAS


Cuidar las plantas no se limita a trasplantarlas cuando su maceta o jardinera ls queda pequeña, abonarlas o regarlas, limpiar las hojas de las plantas debe ser otra constante para que éstas mantengan su mejor aspecto, algo que se debe tener muy presente, porque no solamente ayudará a tener una buena imagen sino que evitará posibles afecciones a las plantas.

Tener plantas en casa hace que el aire sea mucho mejor e incluso pueden acabar con un alto porcentaje de compuestos volátiles que se encuentran en el aire, siendo los mejores filtros naturales que puede haber. Para ello deben recibir luz solar, algo que cuando tienen las hojas sucias, no reciben como deberían, por ello la importancia de su limpieza.

Para realizar una buena limpieza se debe comenzar con eliminar tanto hojas como tallos o flores que estén muertas, con lo que la planta usará su energía solamente para las zonas vivas; una vez hecho esto ya podemos comenzar a limpiar las hojas.

Siempre que hay que limpiar las plantas con productos naturales, descartando por completo los productos químicos, con un paño de algodón ligeramente humedecido o un pincel, dependiendo del tamaño de las hojas, podremos limpiarlas bien, siempre teniendo cuidado de no rasgar las hojas en caso de que éstas sean grandes. Después solo hay que pasar un paño suave seco y estarán perfectas.

Vía: http://www.plantasyjardines.es/
Autor: Sankara

jueves, 2 de noviembre de 2017

SPIRAEA


Las Spiraea son un vasto género de arbustos de tamaño pequeño, muy utilizados en la decoración de jardines, donde se estima la sencillez de cultivo y la pletórica floración de todos sus miembros.

El género cuenta con alrededor de 300 especies de plantas pertenecientes a la familia de las Rosaceae.

Son nativas de las zonas templadas del Hemisferio Norte con una gran diversidad de especies en el este de Asia.

Cuenta con especies de hoja caduca y semi-caduca. Se utilizan para crear setos informales o de frontera, los tipos de bajo crecimiento son adecuados para jardines rocosos.

Algunos tipos de Spiraea son el alimento para las larvas de diversas especies de mariposas. Todos sus componentes son fáciles de cultivar y tienen un promedio de altura de 1,50 m, aunque unas pocas especies sobrepasan algo esta altura.

Son plantas amantes del sol y esta es la ubicación ideal para todo el grupo, aunque toleran una sombra ligera, pero entonces florecen menos.


Una vez finalizada la floración de las Espireas se debe realizar un recorte o poda de las ramas, eliminando todo el material seco o deteriorado.

Los restos de la poda que presentan un buen estado se pueden emplear en la reproducción de nuevos ejemplares, tomando para ello porciones de esquejes.

Para simplificar el enraizado es recomendable utilizar hormonas de enraizar en polvos o gel.

Vía: http://plantayflor.blogspot.com.es/
Autor: Carmen Pereira

lunes, 30 de octubre de 2017

TRASPLANTES A LAS PLANTAS


Cuando tenemos una planta en una maceta, hay muchas ocasiones en las que ésta se queda pequeña y es necesario hacer trasplantes a las plantas a una maceta más grande, pero... ¿cuál es el mejor momento? Hay que intentar hacerlo antes de que la planta vaya formando nuevos brotes, siendo el invierno la temporada más recomendable aunque otoño también es una buena temporada.

¿Qué necesitaremos y cómo lo hacemos?

Lo primero que hay que darle es un sustrato de buena calidad y una maceta con más espacio para poder hacer el trasplante. Se debe ir sacando a la planta de su antigua maceta, pero con mucho cuidado de no producir daño a las raíces, para ello, al sacarlas hay que hacerlo con la tierra, alrededor de unos 3 centímetros aproximadamente.

En el fondo de la nueva maceta hay que poner una capa de drenaje y la tierra para posteriormente poner la planta, sosteniéndola con una mano y con la otra iremos moviendo la tierra con mano para que quepa correctamente y posteriormente echaremos el resto del sustrato y lo compactaremos un poco con las manos, para evitar que se formen bolsas de aire.

La tierra debe estar a una altura de unos 3 centímetros del borde de la maceta y después se debe regar para recibir a la nueva inquilina y prácticamente estará todo completamente hecho, pero esos sí, siempre con el máximo cuidado.

Vía: http://www.plantasyjardines.es/
Autor: Sankara

jueves, 26 de octubre de 2017

BILLBERGIA NUTANS


Nombre común: Lágrimas de ángel - Lágrimas de reina - Bilbergia 

Las Billbergias presentan incontables plantas de aspecto exótico, muchas variedades son raras de encontrar en los centros de jardinería.

A diferencia de otras Bromelias, que generalmente crecen en rincones y huecos de las ramas de los árboles, este grupo de plantas incluye varias especies que crecen muy bien en el suelo.

Las Billbergias proceden del sur de México y, tanto del sur como del norte de Argentina. Esta especie es dentro del grupo la más popular de todas.

No es excesivamente difícil de cultivar e incluso las plantas más pequeñas producen flores.

Sus largas y estrechas hojas acintadas de 50 cm. de largo disfrutan de una superficie lustrosa, son de color verde fresco y poseen cientos de diminutas espinas que jalonan los bordes.

El follaje se curva de manera elegante formando una mata redondeada.

Las hojas conforman una especie de embudo que, gracias a la composición de sus hojas, pueden retener el agua en el interior de la cavidad. Esto ayuda a crear la humedad que la planta necesita. 

Posee delicadas y largas flores en forma de lágrimas o gotas que se encuentran en los tallos, acompañadas de varias brácteas de color rosado que incialmente envuelven las flores.

Los pétalos internos son verdes con bordes azules y los externos rojizos, con manchitas verdes y azules. La floración aparece al finalizar el invierno.

Se encontrará perfectamente en un lugar luminoso y semi soleado, la acción directa de los rayos de sol demasiado intenso acabará por chamuscar las hojas.

Al regar el follaje el agua se deslizará hasta el embudo que forman las hojas, el agua puede permanecer siempre en este depósito, pero hay que cambiarla una vez al mes, de lo contrario despedirá un olor desagradable.

Usar siempre que sea posible agua libre de cal.

Lo mejor es utilizar un rociador de agua para humedecerla regularmente y de paso mantener el aire húmedo. El ácaro rojo suele atacar a las plantas que se desenvuelven en ambientes secos y con mucho calor.


Esta planta desarrolla vástagos en su base muy rápidamente, por lo tanto puede multiplicarse con mucha facilidad, a pesar de que muere muy pronto en su primera floración.

El periodo de mayor crecimiento se encuentra entre los meses de abril a septiembre (hemisferio norte). Durante estos meses, lo ideal es mantener la planta a una temperatura de entre 21 y 24º C.

Se abona cada dos semanas desde el momento que comiencen a aparecer los primeros vástagos, con una fertilizante líquido suave.

La luz abundante, pero filtrada provocará un colorido espectacular en la hojas, el exceso de sol o sombra causará la muerte o el deterioro de las mismas.

La aparición de la primavera co temperaturas más estables es una buena oportunida para extraer los vástagos que han crecido entre 10 ó 15 cm. en la base de las plantas maduras.

Hay que dejar un trozo de raíz en cada vástago plantándolo individualmente en una maceta rellena de turba y algo de arena, luego se mantienen apenas húmedos en un lugar cálido.

Vía: http://plantayflor.blogspot.com.es/
Autor: Carmen Pereira