jueves, 28 de septiembre de 2017

CASSIA DIDYMOBOTRYA


Sinonimia: Senna didymobotrya

Nombre común: Senna - Casia - Abejón

Este es un arbusto frondoso de moderado tamaño, porte redondeado y extendido, tiene un crecimiento realmente ágil.

Su aspecto es muy decorativo y creará una buena sensación en un jardín soleado.

El género pertenece a la familia de las Fabaceae conocida popularmente como Leguminosa, y está formado por más de 250 especies originarias de diversas regiones templadas de todo el mundo.

Produce numerosas ramas delgadas y flexibles pero vigorosas, que se completan con largos tallos constituidos por muchos pares de folíolos estrechamente elípticos, de tacto suave y sin brillo.

Lo más interesante de esta Casia es su dilatado periodo de floración, puede decirse que no cesa de hacerlo en todo el año.

En los climas de inviernos moderados la planta aún continúa presentando flores en esta estación y es raro ver a la mata sin ellas.

Emite una fragancia que podría describirse algo así como la que emanan las palomitas de maíz, es más intensa cuando la planta se encuentra en flor.

Sus brillantes flores de color amarillo potente destacan sobremanera entre el follaje verde oscuro.

Las flores están dispuestas en largas espigas compuestas por yemas de color negruzco sin abrir en su parte alta y en la inferior es donde exhibe sus flores abiertas formadas por cinco pétalos cóncavos.

El emplazamiento se debe encontrar siempre a pleno sol, ya que en las zonas de sombra la planta no florece o lo hace mínimamente y se limita sólo a producir un exhuberante follaje.

No conviene regarla en exceso, siempre de forma reducida, dejando que el sustrato casi llegue a secarse para regar de nuevo. Tampoco hay que abonarla en demasia, pequeñas dosis cada 3 ó 4 semanas.


Su origen africano le hace ser capaz de soportar el calor intenso del verano, en cambio no sucede lo mismo si se tiene que enfrentar a bajas temperaturas durante un periodo largo o bien a heladas fuertes.

Si el frío es muy prolongado pierde las hojas.

Los frutos son unas vainas largas y aplanadas de color marrón, conteniendo más de una decena de semillas. No suele atacarle plagas que revistan gravedad.

Más que una poda se debe realizar al final del periodo activo una limpieza sobre toda la mata, de modo que las ramas secas o deterioradas se eliminen a fin de que no afeen su apariencia.

La mata tiene cierta tendencia a ser invasiva por lo que conviene controlar el crecimiento indiscriminado de nuevas plantas alrededor del ejemplar principal.

Algunos componentes de la Sena se emplean en perfumería para la obtención de productos para la protección de la piel. La propagación se realiza mediante semillas.

Vía: http://plantayflor.blogspot.com.es/
Autor: Carmen Pereira

lunes, 25 de septiembre de 2017

PITTOSPORUM TENUIFOLIUM


Nombre botánico: Pittosporum tenuifolium 'Variegatum'

Otros nombres: Pittosporum tenuifolium

Nombre común: Pitosporo variegado - Pitosporo manchado

Familia: El género Pittosporum está compuesto por más de 200 especies algunas de ellas muy importantes en jardinería. 

Origen: Nueva Zelanda.

Cualidad: Generalmente en jardín se emplea como planta solitaria o formando grupos, setos o barreras bajas. Es una planta excelente para zonas costeras cálidas.

Condición: Perenne.

Descripción: Este es un arbusto de bajo mantenimiento cuyo crecimiento erguido puede lograr los 2,5 metros de alto y una notable anchura.

Logra adquirir una bonita figura redondeada compuesta de finos tallos de color rojizo que se copan de brillantes hojas pequeñas, ovales, de color verde claro con los márgenes tintados de blanco cremoso, aunque puede presentar otras tonalidades según la variedad.

Son característicos los bordes ondulados de las hojas.

Disponer: Puede mejorar perfectamente en una maceta de la misma manera que en suelo, sólo que en el primer caso contendrá su crecimiento.

Periodo de floración: Hacia mediados de la primvera. La floración ornamentalmente hablando no aporta mayor vistosidad a la planta.

Flor: Las flores surgen solitarias o en pequeños grupos en las axilas de las hojas, son pequeñas, acampanadas, con cinco pétalos de color morado rojizo.

Situación: Un buen lugar para ubicarla es en una zona donde reciba pleno sol directo o incluso con algo de sombra parcial. El mejor efecto matizado de las hojas se consigue en situaciones soleadas.

Singularidad: La floración disfruta de un delicioso aroma dulce que resulta mucho más intenso durante la noche.


Riego: El suelo se debe regar en profundidad regularmente, permitiendo que mantenga una ligera humedad en todo momento, siendo más necesario en los periodos de calor.

Poda: Al finalizar su periodo activo se le debe proporcionar un recorte para que mantenga una forma y aspecto armonioso.

Cuidados especiales: No resite el frío demasiado severo, pero puede soportar algunos grados bajo cero si está a resguardo del helado viento.

Requiere de suelos fértiles, bien drenados, y que se mantengan en lo posible con una cierta humedad, pero sin encharcamientos.

Abonado: Lo mejor es emplear un fertilizante de liberación lenta a comienzos de la temporada.

Frutos: En otoño produce unas cápsulas leñosas con semillas en su interior.

Reproducción: En verano si se desea se puede realizar la propagación a través de esquejes semi-leñosos. También es posible hacerlo mediante semillas.

Vía: http://plantayflor.blogspot.com.es/
Autor: Carmen Pereira

jueves, 21 de septiembre de 2017

KALANCHOE SEXANGULARIS


Nombre botánico: Kalanchoe sexangularis

Nombre común: Calanchoe

Familia: Crassulaceae

Origen: La fuente de su origen se encuentra en zonas rocosas de Mozambique, Zimbaue y otros países africanos.

Cualidad: Representa a unos de los géneros de plantas suculentas de mayor popularidad en jardinería.

Condición: Perenne

Descripción: Se trata de una planta suculenta de gran robustez y condición erguida. Forma un tronco central recio con hojas enfrentadas, gruesas, de forma elíptica con los bordes profundamente festoneados y ribeteados de color rojo.

La mata puede lograr algo más de 1m. de alto.

Disponer: Las plantas jóvenes se encuentran mejor en maceta, luego cuando el ejemplar es adulto y tiene una buena envergadura estará mejor plantado en suelo.

Periodo de floración: Puede producirse a lo largo del invierno y alcanzar la primavera.

Flor: La floración se presenta en varas muy largas y erguidas que se ramifican en la cima donde las flores aparecen en racimos sueltos. Las flores son pequeñas, tubulares, con 4 pétalos que se abren.

Situación: Ubicar en un lugar muy luminoso y con buena ventilación en emplazamientos de interior, semi-soleado o soleado en exterior.

Si no recibe una adecuada dosis de sol es difícil que florezca, por esto es raro que lo haga cuando se sitúa en interior.


Singularidad: Soporta sin problemas espacios de calor con sequía.

Riego: Regar en profundidad sólo cuando la tierra se note seca.

Plagas: Por lo general si está bien atendida ninguna en especial, en todo caso puede sufrir eventualmente el ataque de la cochinilla. Eliminar manualmente las que se observen y tratar con un producto específico.

Cuidados especiales: Necesita un sustrato con una base arenosa y un drenaje conveniente para que no retenga agua que acabe por pudrir las raíces.

Abonado: A partir de mediados de la primavera se alimenta una vez al mes con un fertilizante para plantas suculentas. El líquido se añade al agua de riego, controlando la cantidad, siempre algo menos de lo que recomiende el fabricante.

Curiosdidades: Es típico de esta planta que su tronco y follaje se tornen rojizos, en ocasiones de un tono granate de gran intensidad.
Esta circunstancia se da en ejemplares que están expuestos todo el tiempo a pleno sol, aunque también lo causa el frío.

Poda: No requiere de una poda tradicional, pero con el tiempo el tronco puede perder hojas de la base, recortar la parte alta para estimular el crecimiento del follaje bajo.

Reproducción: Todo el grupo de Kalanchoes son tremendamente fáciles de propagar y puede hacerse a lo largo de todo el año.
Se emplea esquejes de tallo o esquejes de hoja, ambos proporcionarán un excelente resultado.

Vía: http://plantayflor.blogspot.com.es
Autor: Carmen Pereira

lunes, 18 de septiembre de 2017

HOYA LINEARIS


Nombre común: Flor de cera - Flor de porcelana - Cerilla

Es originaria de una región del Himalaya, por lo que tiene una buena tolerancia al frío y no necesita mucho calor, no obstante lo tolerará en cierto grado. Pertenece a la familia de las Apocynaceae.

Es una planta de naturaleza epífita, y puede decirse que su desarrollo es algo lento, pero con el tiempo sus tallos pueden alcanzar más de 1m. de longitud.

Esta especie crece más lentamente que otros componentes del género, tiene tallos delgados y hojas verdes oscuras, carnosas, de gran longitud y peludas, las cuales son cóncavas por la parte superior y redondeadas por la inferior.

Las inflorescencias tienen un aspecto menos redondeado que otras Hoyas, éstas son numerosas y están formadas por flores bastantes pequeñas.

El grupo posee plantas que gozan de floraciones de intensa fragancia, algunas incluso son algo empalagosas aunque a mucha gente le agrada, en cambio el perfume de esta Flor de cera es delicado con un sutil toque de limón.

El perfume de estas plantas se intesifica por la noche.

Las umbelas pueden tener agrupadas unas pocas flores hasta un número bastante considerable. Las flores de tacto ceroso tienen cinco pétalos de forma triangular, blancos con centros en forma de estrella de color carnoso.

No es conveniente mover la planta cuando está formando los primeros brotes florales, por lo general las Hoyas no responden bien a los cambios de emplazamiento durante esa fase y suelen reaccionar perdiendo brotes y flores.

Necesita de una iluminación muy intensa ligeramente difusa, no sol directo. Le gusta los ambientes húmedos pero con una buena ventilación ya que es una planta suculenta.

La humedad elevada debe centrarse sólo en el entorno no el sustrato.


Conviene regar regularmente en verano y en invierno muy escasamente. Lo ideal es que la mezcla de sustrato esté compuesto por una parte de arena para evitar la saturación de agua.

El abonado debe efectuarse de forma exigua, bastará con pequeñas aportaciones mensuales entre la primavera y mediados del verano, en otoño emplear un fertilizante rico en potasio para favorecer la floración.

Es a partir del otoño con el preludio del frío y con días más cortos cuando aparece la floración de esta Hoya. El tallo de la inflorescencia vuelve a florecer y por consiguiente no debe quitarse.

Su crecimiento permite que se la coloque en una maceta colgante donde mostrará una gran belleza, o bien colocarle algún puntal para apoyar sus flexibles tallos.

Dado el carácter lento de su crecimiento es mejor plantar varias plantitas en una misma maceta.

Para la propagación se emplean esquejes apicales de los tallos, los cuales arraigan fácilmente si se mantiene una temperatura cálida, entorno a 21º C y una humedad escasa en el sustrato.

Vía: http://plantayflor.blogspot.com.es/
Autor: Carmen Pereira

jueves, 14 de septiembre de 2017

LIMONIUM SINUATUM


Sinonimia: Statice sinuata - Limonium sinuata

Nombre común: Limonio - Estatice - Statice - Acelga silvestre

Se trata de una hierba herbácea, de carácter perenne, bien conocida por su extraordinaria floración en cuanto a copiosidad y belleza.

Pertenece a la familia de las Plumbaginaceae, compuesta por numerosas especies cultivadas por sus bellas flores.

El género cuenta con alrededor de 300 especies con un gran poder ornamental, un buen número de ellas se utiliza para realizar ramos secos, lo que resulta muy importante desde el punto de vista hortícola.

La Estatice es natural de regiones mediterráneas y vive de forma natural en zonas costeras, pero también suele hacerlo en interior de climatología más fría.

Esta planta se desarrolla bien incluso sobre suelos salinos, además tiene una excelente resistencia a la sequía y al calor severo.

De la base de la mata surgen los tallos concentrados que suelen tener entre 40 y 80 cm. de longitud, su escritura es peculiar ya que poseen cuantro márgenes alados y en ocasiones ondulados.

Las pequeñas flores son tubulares y siempre de color blanco, lo que da el color a las diferentes variedades son sus brácteas.

El color más común de las brácteas es el azul pero se pueden encontrar numerosas variedades rosa, amarillo pálido, púrpura, blanco, amarillo intenso, rojo o malva.

Las inflorescencias permanecen mucho tiempo en la mata en perfecto estado y ocurre lo mismo si se cortan para colocarlas en un jarrón, esto es lo que la hace tan admirada en floristería.

Es una planta bastante resistente a las plagas y enfermedades, pero conviene inspeccionar la planta con regularidad para tomar medidas lo antes posible ante un posible contagio.

Los tallos tienen un porte erguido con inclinación a tenderse debido al peso, éstos se coronan de espigas florales de corto tamaño dispuestas prácticamente de forma horizontal.


Es una planta que necesita de ubicaciones bien soleadas y riegos regulares sin excederse en la cantidad de agua, es mejor regar poco pero a menudo.

Puede desarrollarse en macetas pero respetando el emplazamiento soleado y el riego moderado. Los abonados se realizan durante el periodo de floración, añadiendo pequeñas cantidades de fertilizante al agua de riego.

Se propaga mediante semillas cubiertas y con una temperatura de alrededor de 20º C., en unas dos semanas habrán germinado.

Las semillas cuentan con la virtud de poder sembrarlas durante casi todo el año y además prosperan en casi todo tipo de suelos con la condición de que sean porosos.

Hay que mantener en todo momento el sustrato húmedo y una vez que las plántulas tengan cierto desarrollo se pasan a pequeños contenedores individuales hasta que se planten en su lugar definitivo.

Vía: http://plantayflor.blogspot.com.es
Autor: Carmen Pereira

lunes, 11 de septiembre de 2017

EUPHORBIA RITCHIEI


Nombre botánico: Euphorbia ritchiei

Otros nombres: Monadenium ritchiei

Familia: Euphorbiaceae

Origen: Kenia

Cualidad: Es de ciudados sencillos pero su crecimiento es bastante pausado.

Condición: Planta perenne de follaje caduco.

Descripción: Es una planta suculenta de pequeño tamaño que forma un tallo recto, corto y muy grueso, de superficie cubierta de unas protuberancias cónicas y simétricas en cuyos ápices surgen las hojas.

Las hojas son carnosas, ovaladas, carentes de peciolos y de color verde profundo. Las areolas puede presentar varias espinas cortas. Cuando la planta va madurando aparecen nuevos tallos que llegan a formar un amplio conjunto.

Disponer: En suelo de pequeños jardines rocosos o en contenedores.

Periodo de floración: Hacia mediados de otoño.

Flor: Las flores son tremendamente pequeñas protegidas por brácteas de color rosáceo. De la floración puede decirse que es singular, pero ornamentalmente poco relevante y muy efímera. Guarda la curiosa característica de inflorescencias en ciatios, propia del género de las Euphorbias.

Situación: Es preferible situarla en un lugar muy luminoso, mejor si cuenta con algo de sol tamizado. Las exposiciones continuadas de sol intenso puede hacer que adquiera un color rojizo.


Riego: Durante los periodos calurosos se debe regar con precaución, mejor quedarse cortos que pasarse dado que las raíces se pudren con suma facilidad.

Singularidad: Su cuerpo rechoncho le da la capacidad suficiente para soportar sin problema periodos prolongados de sequía. Tiene buena tolerancia al calor pero ninguna al frío.

Plagas: La araña roja es la plaga más común que puede afectarle.

Cuidados especiales: La planta inicia un periodo de inactividad o descanso durante el invierno, en ese tiempo no requiere de ningún riego, en todo caso unas gotas de vez en cuando si las temperaturas son muy altas.

Abonado: Cantidades insignificantes de fertilizante para cactus de tanto en tanto.

Curiosidades: Incluso las plantas más pequeñas disfrutan de unas raíces cortas pero poderosas. Posee el mismo rasgo característico de las Euforbias: todas las partes de la planta son venenosas si se ingieren.

Reproducción: El modo más sencillo de hacerse con nuevos ejemplares es tomar los vástagos que surgen alrededor del tallo materno.

Vía: http://plantayflor.blogspot.com.es/
Autor: Carmen Pereira

jueves, 7 de septiembre de 2017

ASTER X FRIKARTII


Aster x frikartii 'Monch'

Nombre común: Aster margarita - Aster

Este género comprende alrededor de 600 especies y v ariedades, de las que algunas florecen en primavera, otras en verano y otras son de floración tardía.

Estas últimas son las cultivadas con mayor frecuencia, como sucede con esta Aster que lo hace al final del verano y ocupa parte del otoño.

Forman parte de la familia de las Asteraceae también denominadas Compositae, clan que aglutina una infinidad de especies de variada floración.

Son plantas de jardín tremendamente populares por presentar alegres y abundantes floraciones.

En su mayor parte son originarias de América del Norte, algunas espontáneas de zonas europeas y un buen número son fruto de cruces de especies: la Aster x frikartii es un ejemplo.

En el caso de esta herbácea disfruta de una naturaleza perenne y organiza una mata densa que puede sobresalir bastante en altura y coloniza el espacio de plantas vecinas menos vigorosas.

La longitud de los tallos logran superar los 90 cm., esto puede hacer que en ocasiones sea necesario la colocación de cañas o varas para amparar los tallos del viento y no se desplomen.

Su follaje es poco llamativo y prácticamente queda oculto por la floración, es de pequeño tamaño, ovalado, algo peludo, con un taco áspero y color verde algo apagado.

Organiza masas de flores azul lavanda similares a las margaritas, compuestas por una doble hilera de numerosos pétalos estrechos con un disco centra de color naranja.

Las flores son adecuadas para cortar, pero no se conservan demasiado tiempo en el jarrón.

Es idónea para evolucionar en una maceta siempre que se le proporciona una exposición soleada o con algo de sombra parcial. En interior no progresa de manera aceptable porque no se dan las condiciones óptimas.


No tiene ninguna exigencia particular, le gusta el sol y tolera una sequedad relativa, excepto antes y durante la floración que requiere de riegos más generosos.

Los suelos pobres o demasiado mojados pueden resultar perjudiciales para la planta.

Las cabezuelas se abren curando va finalizando el verano, por lo que amplia el tiempo de colorido del jardín.

A menudo sufre el ataque del oidium u Oídio, se trata de un hongo que cubre el follaje con un polvillo blancuzco que amarillea las hojas y luego se secan.

Tras la floración la mata se corta cerca del suelo y se abona y prepara para que la siguiente floración sea de buena calidad.

Cada tres ó cuatro años conviene dividir la mata. Esto se hace fraccionando la planta en varias porciones, este es el procedimiento que resulta más eficaz para reproducirla, por lo general suele realizarse en primavera.

Vía: http://plantayflor.blogspot.com.es/
Autor: Carmen Pereira

lunes, 4 de septiembre de 2017

ERITRICHIUM CANUM


Nombre común: Nomeolvides alpino

Es una hierba perenne que por lo general se trata como anual. Produce numerosos tallos erectos, tiernos y peludos, algo leñosos en la base y que no superan cuando mucho los 30 ó 35 cm. de alto.

Es un pariente cercano de la conocida Nomeolvides (Myosotis sylvatica), de hecho le une un gran parecido tanto en el tamaño de la planta como en el azul intenso de las floraciones.

La relación de semejanzas no acaba ahí ya que en algunso países se la conoce también con el nombre de Nomeolvides, ambas pertenecen a la familia de las Boraginaceae.

Crece con naturalidad en riberas arenosas, laderas pedregosas y zonas de montaña de gran altura de regiones de la India, Paquistán, Nepal y Tibet, esto le confiere una excelente adaptación al frío.

Su moderado volumen la hace muy indicada para cultivar en jardineras o macetas, y sin lugar a duda en pequeños jardines rocosos.

Goza de una buena popularidad gracias a su excelente resitencia ante las enfermedades y no es particularmente exigente en cuanto a sus cuidados, bastará con aporarle un sustrato fértil y una humedad aceptable.

Las hojas son laceoladas, blandas, muy venuladas, de color verde claro y al igual que los tallos jóvenes cubiertas de un filo pelillo que les confiere un tacto sedoso y un viso blanquecino.

Los tallos florales están formados por numerosos ramilletes de pequeñas flores de cinco pétalos redondeados y de intenso color azul.


El centro de la flor es de color amarillo anaranjado aunque apenas se advierte.

Es en el potente color de sus flores donde se encuentra su vistosidad, sobre todo a la hora de mezclarla con floraciones de otras tonalidades.

La floración se produce hacia mediados del verano y puede permanecer florida hasta entrado el otoño.

La mejor ubicación para su cultivo se encuentra en una zona protegida del sol demasiado intenso, una sombra parcial será el más adecuado para zonas de veranos muy rigurosos.

Las terrazas cerradas o galerías son espacios donde puede medrar sin ningún problema.

Los riegos deben mantener el sustrato moderadamente humedecido, nunca encharcado.

Se propaga mediante semillas en primavera, germinan con bastante rapidez.

Vía: http://plantayflor.blogspot.com.es/
Autor: Carmen Pereira